viernes, 13 de octubre de 2017

Tema 1: ¡Siete llaves al sepulcro del Cid!

Tres grandes intelectuales te contemplan, descubre en qué contexto se pronunciaron estas citas, quienes son sus autores y cuál es su significado:

"El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando".
"Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.”
"Escuela, despensa y siete llaves al sepulcro del Cid"

Si eres capaz de analizar sintácticamente una de estas citas, además de descubrir a su autor, te apuntarás un tanto. No pierdas la oportunidad.
  •    

12 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

"El carlismo se cura leyendo, y el nacionalismo, viajando", cita del escritor español de la llamada generación del 98, Pío Baroja, aunque también se le atribuye a Miguel de Unamuno. El carlismo era un movimiento político de carácter tradicionalista que estaba en contra de las ideas del liberalismo, que pretendía que se estableciera la dinastía de los borbones en el trono español. Por otro lado, el nacionalismo era una ideología política basada en el sentimiento de comunidad de una nación, que la defiende por encima de todo, incluso por encima de las personas. Tras esto, se puede deducir que Pío Baroja estaba en contra de ambos movimientos. Él, que era de origen vasco, abominó su movimiento nacionalista, incluso escribió una sátira contra este. Además fue detenido por las fuerzas carlistas, después de haberles denunciado en sus obras.
Andrea Galino Serrano
2ºBach. A

Anónimo dijo...

La primera sentencia mencionada corresponde a Pío Baroja, escritor fundamental de la conocida como Generación del 98. Con ella, pretende hacer alusión a que leer y viajar son actividades que facilitan la apertura de la mente y provocan la mejor visión de los diferentes puntos de vista desde los cuales puede ser observada la realidad, enseñando que las diferencias que pretenden lograr estos dos movimientos son injustificadas y corresponden a pensamientos retrógrados en opinión del escritor. Con respecto al nacionalismo, Baroja considera que, por ejemplo, el nacionalismo separatista vasco había conllevado a una exacerbada muestra de principios sin ningún fundamento en aspectos lingüísticos e históricos. Y en lo que concierne al carlismo, al defender una postura liberal, también se opone a él, puesto que desde muy pequeño presenció los horrores de la Tercera Guerra Carlista, dejando pequeños matices en obras como “Zalacaín el aventurero”, en la cual de manera sutil se puede analizar la prevalencia de las cualidades del bando liberal frente a las del bando carlista.

La segunda cita es atribuida a Miguel de Unamuno, escritor perteneciente a la ya mencionada Generación del 98. Históricamente, fue pronunciada en el célebre altercado acontecido en el paraninfo de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936 con motivo de la celebración del Día de la Raza, entre él y el general Millán Astray. Estas palabras, pertenecientes a las declaraciones ofrecidas por Miguel de Unamuno, fueron la réplica que aconteció tras la exaltación nacional, de la raza, el Imperio y la Cruzada (la Guerra Civil) ofrecida por personajes como el catedrático Maldonado de Guevara o el escritor José María Pemán, las cuales habían conllevado a un alegato contra la inteligencia que a su vez exaltaba la muerte por parte del general Astray. Esto condujo a la respuesta en forma de discurso improvisado de Unamuno, quien se expuso desde ese momento a las represalias del bando sublevado como consecuencia de haberse pronunciado en contra de ellos por no compartir sus ideales. De este modo, dejó constancia de la rudeza y el escaso alarde de racionalidad alguna, que, según él, caracterizaban al bando sublevado. Posteriormente, esto conllevó, por ejemplo, su destitución como rector o el haber tenido que pasar sus últimos días de vida bajo arresto domiciliario.

La tercera máxima corresponde al célebre autor Joaquín Costa, el cual pertenecía al movimiento conocido como Regeneracionismo, que pretende analizar de manera objetiva, científica y documentada, a diferencia de la generación del 98, las causas de la decadencia de España como nación. Como consecuencia, también pretende exigir una reforma política para solucionar los problemas políticos que afectaban a España, proponiendo modernizar el país con reformas tanto culturales como educativas y económicas, ya que, para los regeneracionistas, el sistema político de la Restauración había fracasado. Con ello, alude a realidades que afectaban al país como el caciquismo, la alta corrupción política o el mal reparto geográfico de una tardía revolución industrial en la nación. Por tanto, por medio de estas palabras atribuidas a su nombre, se pretende reafirmar la base fundamental de sus propuestas: fomentar la educación, conseguir una mejora de la alimentación para acabar con los problemas de hambruna y terminar con las alabanzas de las pasadas glorias nacionales, que en muchos casos eran utilizadas para ocultar la desazón presente.

SALAS LÓPEZ, Francisco Javier 2º bachillerato A

Anónimo dijo...

La cita de la cual voy a realizar el análisis sintáctico es la primera. Se trata de una oración compleja que consta de dos proposiciones coordinadas copulativas unidas por el nexo copulativo “y”. En la primera, el sintagma nominal que actúa como sujeto es “el carlismo”, siendo “el” un determinante y “carlismo”, el núcleo del sintagma. “Se cura leyendo” es un sintagma verbal con función de predicado verbal de la primera proposición, donde “leyendo” se trata de una proposición subordinada adverbial con función de complemento circunstancial de modo. Además, “cura” es el núcleo del sintagma verbal mientras que “se” podría ser considerado con un valor pronominal, perteneciendo por tanto al verbo, o con valor de indicador de “voz media”. En la otra proposición, el sintagma nominal con función de sujeto es “el nacionalismo”, donde “el” actúa como un determinante y “fascismo” como núcleo de este sintagma. En lo que respecta al sintagma verbal de esta proposición, se encuentra elidido ya que corresponde a la misma estructura que la anterior proposición, restando únicamente “viajando”, tratándose de una proposición subordinada adverbial de complemento circunstancial de modo.

SALAS LÓPEZ, Francisco Javier 2º bachillerato A

Anónimo dijo...

"El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando"
Esta frase fue citada por Pío Baroja. Pío Baroja fue un escritor español, perteneciente al grupo de la Generación del 98, quienes trataban los temas de España y sus problemas.
Se denomina carlismo al movimiento y a la doctrina que surgió como una oposición al liberalismo, apoyando a Carlos de Borbón para suceder al rey Fernando VII en lugar de Isabel II de España. Los carlistas eran muy tradicionales, su lema era “Dios, patria, fueros, y rey”, por ello, Pío Baroja dijo esto porque los carlistas deben leer más para abrir sus mentes, y obtener ideas más liberales.
Por otra parte el nacionalismo es una ideología que surgió junto con el concepto de nación, y comenzó con las Revoluciones del siglo XVIII, también se llama nacionalismo al sentimiento de pertenencia a la nación propia, algo en principio identificable con el patriotismo. El nacionalismo conduce a la desigualdad social, por eso Pío Baroja dijo que el nacionalismo se cura viajando, para abrir fronteras y que la gente se diese cuenta que su país no era el más importante.

"Escuela, despensa y siete llaves al sepulcro del Cid"
Esta frase fue citada por Joaquín Costa, líder e ideólogo del movimiento regeneracionista de finales del siglo XIX, una frase parecida es la que cita en su libro Crisis política de España: (doble llave al sepulcro del Cid)
Por aquel entonces, en 1898, España había perdido las colonias de América, por eso surge el movimiento regeneracionista, que critica el conformismo, la ignorancia y la corrupción de los partidos. Propone que España se ponga su fe en la educación, en el progreso y en el futuro, es decir, se acerque a los ideales de una Europa abierta y libre, critica la situación de atraso y decadencia de España y propone soluciones para salir de ella. Este movimiento enlaza con los ilustrados del siglo XVIII y tiene su líder en Joaquín Costa, que influyó fuertemente sobre la generación del 98.
Muchos intelectuales de esta época estaban cansados de escuchar las alabanzas de las pasadas glorias nacionales. De esta forma, para Costa la única forma de hacer honor a nuestro pasado era poniéndole punto y final, echando “doble llave al sepulcro del Cid”.

"Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.”
Esta frase fue citada por Miguel de Unamuno. Miguel de Unamuno fue un escritor y filósofo español perteneciente a la generación del 98. En su obra cultivó gran variedad de géneros literarios como novela, ensayo, teatro y poesía. Fue, asimismo, diputado en Cortes de 1931 a 1933 por Salamanca.
Cuando pronunció esta frase, se encontraba en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, al que habían asistido diversas personalidades franquistas con motivo de la celebración de la Fiesta de la Raza, como respuesta al general Millán Astray (fundador de la Legión Española) que interrumpió el discurso de José María Pemán, gritando “Muera la intelectualidad traidora”, “Viva la muerte”.
Unamuno dice esto porque cree que para defender unos ideales hace falta razón, inteligencia y capacidad para convencer al resto, no la fuerza bruta y la guerra, en la que siempre gana el más fuerte.

Paula Calvo

Laura Navarro dijo...

La primera cita corresponde a Pío Baroja, autor vasco perteneciente a la generación del 98, opositor al carlismo y con un gran sentimiento nacionalista vasco.
Esto se refleja en la cita: "El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo viajando". Él entendía el carlismo como ideas muy tradicionales y antiguas, por lo que la forma de dejar de apoyarlas era leyendo documentos nuevos y culturizándote, ya que terminarías viendo estas ideas obsoletas. Con el nacionalismo pasa lo mismo. El nacionalismo se puede resumir como amor hacia tu país, hacia tu patria, y la forma de vencerlo es conociendo otros países.

La segunda es de Miguel de Unamuno, también perteneciente a la generación del 98.
Su significado está íntimamente relacionado con el contexto en el que fue pronunciada.
En julio de 1936 se llevó a cabo el Golpe de Estado, que terminó en una Guerra Civil. El 12 de octubre de ese mismo año se celebró en la Universidad de Salamanca la Fiesta de la Raza, por el aniversario del descubrimiento de América. Esta consistía en numerosos discursos de los simpatizantes de la sublevación. Unamuno, que no pensaba hacerlo, intervino y dio otro discurso a modo de respuesta a los anteriores dando su opinión, contraria a todo lo que se había dicho. En un momento dado fue interrumpido por Millán-Astray (general militar y fundador de la Legión) y algunos de los congregados, con gritos a favor de la muerte y el saludo fascista. Fue entonces cuando Unamuno continuó su discurso directamente contra él y sus ideales: "Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta (refiriéndose a la potencia militar del bando nacional). Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho a la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho".

La última cita la pronunció Joaquín Costa, aragonés (nació y murió en Huesca) considerado el padre del Regeneracionismo. Este es un movimiento ideológico que surgió como consecuencia del desastre del 98, cuyo objetivo era salir de la oligarquía, caciquismo y decadencia que predominaban en España en esa época, y para ello propuso soluciones.
Estas soluciones se resumen en la cita de Costa: "Escuela, despensa y siete llaves al sepulcro del Cid". Con la primera parte de esta reclamaba más y mejor educación y alimentación más adecuada para toda la población, de forma que pudiese avanzar. Con la segunda parte pedía, honrándolo en cierto modo, cerrar el pasado anterior de España, es decir, olvidarse ya del pasado Imperial que tuvo unos años antes porque ya no era así, y poner toda la fe del momento en la educación, progreso y futuro. Esta era la única forma de acercarse a los ideales de Europa.

Sara Ramada Lahoz dijo...

"El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando".
Esta cita corresponde a Pio Baroja (1872-1956) un destacado escritor de la Generación del 98 y médico sin vocación. Nacido en San Sebastián y criado por una familia liberal y prospera, estudió medicina en Madrid y Valencia convirtiéndola en su profesión en Cestona, Guipúzcoa. Su fuerte carácter le llevo a no ser muy bien acogido, razón por la que regresó a Madrid lugar donde, con su hermano Ricardo, se dedicó a la panadería. Se vio influido por ideas anarquistas de ahí su famosa frase “El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo viajando” a través de la cual ridiculiza la postura opuesta.
Su figura como escritor desembocó en el llamado Grupo de los Tres, que en 1901 publica un Manifiesto y once números de la revista Juventud. Los tres autores (José Martínez Ruiz, más tarde Azorín, Ramiro de Maeztu y Pio Baroja) combinan el regeneracionismo, el krausismo y el socialismo. Sus obras se apoyan siempre en la ciencia como vía para mejorar una España atrasada y decadente.
Con esta frase resume muy brevemente su opinión que busca soluciones para el deterioro de su país. En primer lugar critica el carlismo que hizo luchar a españoles contra españoles en tres ocasiones, y es que el rechazo del escritor hacia este bando no solo se puede apreciar en esta cita sino también en ‘El carlista es un animal de cresta colorada que habita el monte y que de vez en cuando baja al llano al grito de ¡rediós!, atacando al hombre’. Por otro lado se refiere al nacionalismo que, llevado al fanatismo, tampoco hace bien a ningún país. Trata estas dos mentalidades como enfermedades que han de ser curadas pero, afortunadamente, Pio Baroja nos ofrece la cura.

"Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.”

En el salón de actos de la Universidad salmantina se celebraba el Día de la Raza (12 de octubre), entre otros estaba Miguel de Unamuno (escritor y filósofo de la generación del 98) el rector de esa universidad. Pese haber mostrado públicamente su apoyo a la causa golpista; no se quedó indiferente ante la represión a los intelectuales la cual criticó. Estas dos posturas provocaron que otro de los presentes, José Millán-Astray o creador de la Legión Española, gritara en su contra: “Viva la muerte”, “Abajo la inteligencia”, “Muerte a la intelectualidad traidora”. Pese a estas frases ofensivas, Unamuno respondió calmadamente con las famosas frases: “Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto.” siguió de forma contundente: “Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Porque para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.”
Defendiendo sus ideal, Miguel de Unamuno, se auto condenó al arresto domiciliario por parte de los golpistas españoles, a lo que previamente había apoyado, muriendo así de forma solitaria. Sufrió lo que intentó condenar: fue silenciado por aquellos que habían mellado el saber del país.